Se extiende la utilización del cartón laminado para reducir los plásticos de un solo uso.

Abril 1, 2022

Últimamente han aumentado las medidas restrictivas en cuanto a la producción y venta de plásticos, sobre todo los de un solo uso. Esto ha influido a muchas empresas que han decidido actuar en la lucha contra la contaminación que generan los plásticos desechables. Esta revolución se observa en varias industrias, entre ellas la del empaque, específicamente en el proceso de laminado.

El uso del cartón laminado para sustituir los envases implica la aparición y uso de nuevos acabados que combinan las propiedades de protección y conservación de los plásticos con la sostenibilidad y reciclabilidad del cartón.

El laminado es un tipo de acabado que consiste en aplicar una película protectora a un soporte que habitualmente es de cartón o de papel. Este proceso puede realizarse antes o después de la impresión y se usa en los empaques ecológicos para proteger el contenido y evitar que se deteriore a causa de factores externos como la humedad, los cambios de temperatura o la luz, entre otros. Con el laminado, los productos llegan al público final en perfectas condiciones (esto implica los periodos de transporte, almacenaje, distribución y exhibición en comercios).

Existen varios tipos de laminado para lograr que los empaques sean sostenibles: películas para separarse en el reciclado; películas compostables; laminados de acetato; películas de alta barrera para alimentos; películas de polietileno para conservar todo tipo de productos congelados; laminados de poliéster contra la humedad o los gases y películas de polipropileno.

Con los empaques de cartón laminado se consigue reducir al máximo el plástico y facilitar la reciclabilidad y la sostenibilidad.

Fuente: https://grupo-imar.com/como-carton-laminado-contribuye-reduccion-plasticos-un-solo-uso/