La importancia de un empaque de lujo: el caso del tequila.

Julio 5, 2022

Desde hace algunos años, la industria del Tequila ha buscado que sus empaques estén a la altura (o más) del preciado líquido que contienen: recordemos que el tequila tiene denominación de origen de sólo cuatro estados en México: Guanajuato, Michoacán, Tamaulipas y Jalisco, y es mundialmente reconocida como la bebida más representativa de México.

Últimamente, la categoría llamada Tequila Premium o de alta gama y las ediciones limitadas, se venden a precios considerablemente altos y se han convertido en una inversión muy atractiva entre afamadas personalidades, como George Clooney, Brad Pitt y Justin Timberlake que ya lanzaron sus marcas.

Este repunte ha provocado que no solo se busque que el mercado valore la bebida: también se ha logrado que el empaque se aprecie al grado de considerarse un valor agregado indispensable. Así, la tendencia en los últimos 10 o 15 años se ha inclinado por diseños llamativos (tanto en la ingeniería del empaque como en el diseño gráfico), incluso con la intervención de renombrados artistas visuales y se elaboran estuches de lujo que los compradores utilizan prácticamente como adornos en los bares de sus casas. Todo esto forma parte de la intención de lograr preferencia y fidelidad a la marca: una estrategia de mercadotecnia en cuyo centro está la bebida pero también y más que nunca, el empaque.

En Litoplas tenemos el gusto de elaborar algunos de los empaques en los que las marcas confían para alcanzar sus objetivos de ventas y participación en un mercado que cada día es más competitivo, teniendo en cuenta todos los factores que intervienen en los procesos, incluyendo los objetivos de la marca para generar la lealtad y recompra que buscan.